Especial

En Turismo: Cinco lustros por un territorio llamado “el mejor vividero”

La ciudad de la eterna primavera no solo ha sido considerada como la más innovadora. A su reputación se suman un gran capital social, su infraestructura y su proyección económica, y recibe copiosos aplausos por la calidez de su gente, la belleza de sus mujeres, el delicioso aroma del café a la madrugada en una finca campesina o el inigualable sabor de un aguardiente. Por todo eso, es muy común escuchar en una conversación de tienda, en el Metro, o en la calle, que la tierra de los paisas es “el mejor vividero”.

 

Sin embargo, la capital antioqueña en los años 90, permeada por el narcotráfico, libraba una dura guerra contra el cartel de la mafia y aparecía como una de las ciudades más violentas del mundo. Ni la muerte del máximo capo, Pablo Escobar, en 1993, permitió un cambio en la situación local y nacional. Entre 1995 y 2002, el país alcanzó la cúspide en la degradación del conflicto armado.

Medellín no se doblegó, tampoco retrocedió. Una de las características por la que son reconocidos en el mundo los colombianos y especialmente los paisas, es por su resiliencia, esa capacidad de los seres vivos para recuperar el estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que se ha estado sometido. Y la ciudad dentro de la adversidad, resistió y tomó tanta fuerza, que, en un poco más de dos décadas, se convirtió en la ciudad más innovadora, reconocimiento que llegó desde el Wall Street Journal y el Urban Land Institute.

 

La ciudad, resistencia y proyección

 

Medellín y Antioquia contrataron a mediados de los 90 un estudio Monitor, que les permitió identificar en qué aspectos debían centrar su trabajo para realmente lograr una mayor competitividad. A partir de allí, los empresarios comenzaron a destacar lo positivo de un territorio al que, por decretos de alerta -travel warnings, emitidos por varios países, no era recomendable visitar, ya que esos gobiernos no se hacían responsables por los ciudadanos que viajaran a Colombia.

 

Pese a que las malas estadísticas aumentaban a diario, Medellín sabía que esa historia en algún momento se iba a revertir y una importante obra, que no solo transformaría el aspecto físico de la ciudad, sino que cambiaría muchos aspectos culturales, fue el Metro, inaugurado en 1995.

Hitos en el turismo de Medellín 1993-2018

Hotelería y turismo: Locomotoras de Medellín

 

Algunos años después, con el trabajo activo del empresariado, la ciudad comenzó a pensar en la necesidad de un Bureau, que fuera la fuerza comercial y de ventas, para captar eventos de gran envergadura, y en un recinto con alta capacidad para realizarlos, pues Medellín sólo contaba en ese momento con el Palacio de Exposiciones.

Con la creación del Medellín Convention & Visitors Bureau y la integración del Palacio de Exposiciones con el Centro de Convenciones, que dio como resultado Plaza Mayor, la ciudad inició los procesos de asociación y competencia internacional para solicitar la sede de congresos de alto nivel. Así lo rememora Adriana González, gerente del Bureau entre 2006 y 2013: “Para convencer a la gente de venir a una visita de inspección, era necesario combinar motivos racionales y emocionales. Los primeros, que tenemos un centro de eventos con determinadas capacidades, hoteles de tales niveles, operadores y guías turísticos, todo para atender un evento grande. Pero además estaban las características emocionales por saber que la ciudad había hecho un gran esfuerzo para transformarse. Y les decíamos también: -dennos la oportunidad de demostrarle que allá su evento va a ser memorable-. Muchas veces nos tocó ir a diferentes partes del mundo a defender nuestra candidatura. Ganamos y perdimos muchas, pero ya estábamos en la escena de grandes ciudades”.

Los inicios del turismo en Medellín tuvieron su arraigo en la cultura, así era concebido, a pesar de que la oferta en esta materia en la ciudad no era tan amplia. Prueba de ello es que la Subsecretaría de Turismo tenía su accionar dentro de la Secretaría de Cultura. No obstante, con el paso del tiempo y la consolidación del turismo, que cada vez crecía más y se convertía en un rubro de capitales, se trasladó a la Secretaría de Desarrollo Económico. 

“Nuestro turismo estaba muy enfocado hacia el tema de tradiciones con la Feria de las Flores, los silleteros como reflejo de ciudad de la eterna primavera, y el alumbrado de Navidad. Cuando se empieza a afianzar a Medellín como ciudad de congresos y convenciones y se consolida la Feria de las Flores y el Alumbrado como referentes turísticos, ya no se hicieron solamente en función de la cultura, sino también del desarrollo económico”, anotó Adriana González.

A partir de ese punto, el turismo creció vertiginosamente en Medellín y llegó a convertirse en una industria fundamental para la economía. En una línea de tiempo se identifica tal fenómeno. Según estadísticas de Migración Colombia sobre el ingreso de extranjeros por el aeropuerto José María Córdova, hace una década Medellín registraba 75.761 visitantes, cifra que para el año 2009 aumentó a 108.809 y siguió en alza para el 2010, con 134.390. Y aunque para los dos períodos siguientes se situó a la baja con 121.779, repuntó en 2013 con 151.710, techo que se mantuvo hasta 2016, cuando creció significativamente a 263.238, para cerrar el año 2017 con un reporte de 274.693

Los sitios que más visitan actualmente. 

Las visitas de  los turistas de  ayer a hoy

 

Desde finales de los 90 y principios del 2000, Medellín empezó  a proyectarse como ciudad de turismo de reuniones y convenciones y, al definir  esa línea, precisó que los  turistas llegados, por eventos y negocios, requerían una oferta cultural, médica, religiosa, de compras y entretenimiento.

 

Hace 20 años, los sitios más visitados se reducían a lugares de ciudad, no categorizados en actividades puntuales. Simplemente, los visitantes organizaban rutas de acuerdo con sus intereses particulares.  Era infaltable, entonces, el Pueblito Paisa, en el Cerro Nutibara, emblemático  no sólo porque recrea la cultura ancestral de los antioqueños, sino por ser un sitio estratégico para la contemplación panorámica de la ciudad.

 

Otro plan era “juniniar”, que consistía en recorrer el comercio que ofrecía la Avenida Junín y degustar la buena oferta gastronómica que la rodeaba, en establecimientos como la repostería Astor y el restaurante Versalles.

Pero en los últimos 10 años, la oferta turística ha aumentado en gran medida y, a diferencia de tiempos pasados, se agrupa en varias categorías.

 

En turismo cultural, los viajeros eligen la Plaza Botero, que contiene la mayor exhibición de esculturas al aire libre del maestro Fernando Botero, y el Museo de Antioquia, el primero que se fundó en el departamento, que exhibe más de 5 mil piezas de todas las épocas de la historia y exposiciones temporales e itinerantes de artistas nacionales e internacionales. El Centro de Medellín y El Museo de Arte Moderno, son otros de los sitios más visitados, así como los Parques Biblioteca que marcaron un hito como referente turístico, por ser centros culturales muy modernos, urbanísticamente hablando. Generalmente el turista hace sus recorridos en el Metro y en el Metrocable que, inaugurado en 2004, marcó un antes y un después en la ciudad. Esos lugares se complementan de manera vital con eventos como la Feria de las Flores, que desde 1957 congrega todos los valores antioqueños, y que se consolida como una festividad de país. Finalmente, en aras de la cultura, Medellín también se posiciona en el contexto nacional e internacional por el alumbrado navideño, que con su temática cada año mantiene expectante al mundo.

En cuanto al turismo de naturaleza, la oferta preferida por los visitantes se extiende a la región, siendo Medellín la puerta de entrada. Allí practican ecoturismo como el avistamiento de ballenas en Nuquí o turismo de aventura con el buceo en la Bahía de Triganá. En esta misma categoría los viajeros también incluyen el turismo rural, con visitas a los cultivos de flores y a las fincas silleteras en el corregimiento de Santa Elena. Igualmente, es común la práctica de deportes acuáticos en Guatapé o ir a conocer las haciendas cafeteras en el Suroeste. Más cerca, visitan municipios del oriente antioqueño, el Parque Arví, para practicar senderismo, avistar aves y disfrutar de un picnics, entre otras actividades, y dentro de la ciudad, el Jardín Botánico que tiene el Patio de las Azaleas, el Orquideorama y la Casa de las Mariposas, donde se hacen planes similares de paisajismo.

La salud también se ha posicionado como módulo turístico, ya que son muchas las personas que vienen de diferentes partes del mundo para realizarse procedimientos médicos en más de 12 clínicas especializadas, calificadas además como pioneras en ciertas intervenciones médicas u odontológicas que sólo se realizan en la ciudad.

El turismo de compras y entretenimiento cuenta con una gran acogida, especialmente por la variedad de planes nocturnos. El Poblado, Laureles, la carrera 70,  Ciudad del Río, Envigado y Sabaneta, principalmente, se identifican por tener calles de buena mesa y amplias zonas de discotecas y bares. A la par, los centros comerciales, esparcidos en toda la ciudad, atraen a los turistas con sus almacenes, zonas de comida y juegos.

Por su parte, el turismo religioso ha alcanzado un auge importante. La catedral Metropolitana, la basílica de Nuestra Señora de la Candelaria, el Santuario de la Madre Laura en la Comuna 13 y la Iglesia de San Ignacio de Loyola, son los lugares de devoción más visitados en la ciudad. También se practica en la región, casos puntuales de los municipios de Jericó por ser el lugar de nacimiento de la primera santa colombiana, Laura Montoya, el Museo del padre Marianito en Angostura, y Marinilla, por su Festival de Música Religiosa.

Entre estas categorías es preciso resaltar el turismo de memoria, que ha ido tomado relevancia a partir de los procesos que buscan la terminación del conflicto armado. Los turistas se interesan especialmente en recorridos referentes al narcotráfico y a la guerra contra ese delito. Sin embargo, entre los sitios que han sido reconocidos como dignificantes de las víctimas y que también son representativos para los visitantes, se encuentran el Museo Casa de la Memoria y el Graffitour de la Comuna 13.

 

Al respecto, Juliana Cardona Zapata, subsecretaria de Turismo de Medellín, anota que “por todo lo anterior el tema de turismo comunitario es tan importante, porque son las mismas comunidades, las que, a través de sus artes y emprendimientos, han salido adelante. Por eso se dice que los viajeros deben recorrer la ciudad y hablar con las personas. A esto se añade la importancia de un turismo de memoria en el que se consolidan productos como el Museo Casa de la Memoria, un referente para que el extranjero conozca la historia y el pasado de violencia sufrido y cómo se ha trasformado en medio de esa adversidad”.

 

Hospedajes y visitas

Así como para el turista es importante tener claro qué recorridos hará y qué quiere conocer de la ciudad, también lo es el saber dónde se va a hospedar. En relación al turismo de reuniones y congresos, el turista ha elegido una opción más formal. Principalmente en la década de los 90, quienes venían por turismo de negocios elegían opciones como el Intercontinental, el Dan Carlton o el Hotel Nutibara

En 2018, el panorama en hotelería se ha ampliado en gran medida, con otras ofertas que prefieren los viajeros, tanto para turismo de negocios como para vacacionar.

Cifras representativas de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia –Cotelco, Capitulo Antioquia, muestran que mientras en el año 2005 la ocupación hotelera en la ciudad de Medellín fue de 56.3%, para el 2016 se alcanzó un registro histórico de 69.2%. En el 2017 el promedio llegó al 63%, quedando por encima de la media nacional ubicada en 55%. 

La Asociación también señaló que la oferta hotelera por RNT creció de 238 hoteles en 2015 a 737 en 2017, lo que se explica en la exención de renta, vigente en esa época.  A nivel Antioquia en el segundo trimestre de 2017, el total de empleos generados por el sector fue de 154.347, lo que representa una participación del 6,7% del total nacional. 

Explica Johana Martínez, Directora de Cotelco Antioquia, que las subregiones que más se destacan en ocupación hotelera son; Urabá, Suroeste, Oriente, y Medellín, que suma la mayoría.

A la par, la Subsecretaría de Turismo de la Alcaldía de Medellín, indica que un extranjero en visita de negocios gasta diariamente en promedio 250 dólares, mientras para el turista nacional se habla de 180 dólares, diferencia que se explica en el menor gasto de alojamiento, ya que muchos se hospedan donde familiares o amigos.

Los que más nos visitan.

 

Hitos de la aviación en estos 25 años

En el transcurso de estos 25 años, varias aerolíneas han nacido y han entrado a operar en Medellín, pero también algunas han desaparecido. Ellas han marcado la historia de esta industria fundamental en aras del turismo de la ciudad y la región.

Para Luz Miriam Rey, gerente regional de Satena, un hito fundamental en la aviación de la región, es que los antioqueños hayan creído en el Urabá. “Pocos saben que al aeropuerto Antonio Roldán Betancur de Carepa llegan 11 vuelos diarios de tres aerolíneas. Es el único de Colombia, que sin estar en capital de departamento, tiene ese tráfico”.

Otro hecho significativo es que la aviación ha empezado a llevar desarrollo a regiones apartadas y que éstas se han vuelto importantes como Nuquí en Chocó, o el propio Urabá. “La gente se hace  cada vez más  consciente de esa Colombia que los turistas extranjeros vienen a visitar”, complementó Rey.

Aerolíneas.

¿Y el turismo que se emite?

 

Así como Medellín y Antioquia reciben cada año más visitantes, también la ciudad y la región son generadores de turismo en el mundo, centrado fundamentalmente en tres ítems; negocios, academia y vacaciones.

 

La Encuesta de Gasto en Turismo Interno –EGIT, que se realizó en abril de 2012 a marzo de 2013, destacó que el 51,2 por ciento de los viajeros antioqueños salió a vacacionar por motivos de recreación, un 34,1 fue a visitar familiares y el 7,4 por negocios.

 

Cifras del Situr demuestran que los paisas siguen teniendo como preferencia destinos cercanos, en planes que popularmente son conocidos como “Puebliar”. Entre los lugares de la región históricamente emblemáticos y que hoy en día mantienen su vocación para recibir turistas de Medellín, quienes se hospedan en hoteles, casas de familiares y en cabañas arrendadas, sobresalen Jardín, Jericó, Guatapé y Rionegro.

 

El registro indica que entre el 2016 y el 2017 el turismo interno representó el 53.38%, el nacional fue del 39.86%, dejando un 6.76% para los viajes internacionales.

En cuanto a lugares, los destinos nacionales más visitados fueron Santa Marta, San Andrés, Bogotá, Coveñas y Tolú, e internacionalmente, los paisas recorren destinos de Suramérica y Centroamérica, incluso con el llamado “mochileo”. También tienen como preferencia Estados Unidos y Europa, bien sea por turismo de negocios o por intercambios culturales académicos. 

Pasajeros movilizados desde 2008 en el Aeropuerto José María Córdoba.

 

No nos gusta hablar de ello, pero es necesario

 

Para la ciudad se ha convertido en un factor indispensable trabajar por un turismo responsable y libre de violaciones a la ley, para lo cual existe un aliado estratégico que es Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, con quienes se ha venido desarrollando un acompañamiento para concienciar a las personas de no hablar de turismo sexual. En ello hace énfasis Juliana Cardona, subsecretaria de Turismo: “Este no es un producto turístico y no se puede catalogar de esa forma. Cuando los visitantes llegan a buscar temas delictivos, no son turistas, son delincuentes. Las personas deben venir a disfrutar de la ciudad y contribuir a denunciar esas malas prácticas”, puntualizó.

 

Proyecciones del turismo

 

Es importante resaltar que el camino de la industria turística en Medellín adelanta un proceso de construcción de marca de ciudad, que espera consolidarse con la creación del Plan Estratégico de Turismo hasta 2024. El Medellín Convention & Visitors Bureau captó 31 eventos entre enero y marzo de 2018, lo que corrobora que el turismo de eventos y reuniones es el más posicionado y da una muestra del por qué en los últimos diez años la capital paisa ha crecido un 500 % en ese servicio, al pasar de 15 en 2007 a 92 en 2017.

Entre el 2010 y el 2018, la ciudad ha sido escogida para realizar 181 eventos del sector educativo, 130 corporativos y 123 del sector salud.

Por todo lo expuesto, las voces de los expertos en el sector turístico se unen para expresar cuál es la ruta que debe seguir la ciudad. Para Adriana González, quien dirigió el Bureau y hoy se desempeña como gerente del Parque Comercial El Tesoro, Medellín debe seguir consolidándose como una ciudad de congresos y de convenciones, de turismo de negocios, fortaleciendo la oferta hacia ese público en temas de restaurantes, de actividades culturales y de programación nocturna, como conciertos. Aclara que es importante que se siga explotando al máximo todas las fortalezas en unión con la región.

Po su parte, Diego Álvarez, gerente de Univiajes, afirma que el turismo en el contexto mundial crece vertiginosamente y en cuanto a su proyección, apunta que las agencias no deben trabajar todos los nichos de mercado, sino tener un enfoque de acuerdo con los servicios que pueden ofrecer. “Indudablemente, si se tiene servicio más respaldo, más confiabilidad, mejores precios, y más información ágil y virtual, da pie a pensar que esa agencia se ajusta al futuro”, concluyó.

En cuanto a la proyección del turismo para los tiempos venideros, personajes como Liliana Vélez, directora de Tourandtravelpress.com y Luz Miriam Rey, gerente regional de Satena, visualizan a viajeros no buscadores de lo convencional, sino de los destinos naturales, de las  experiencias que les permitan descubrir a qué huele y sabe la región. Como afirmó Rey “El turismo debe volver a los ancestros, a los orígenes, a los pueblos y a donde nacieron los arrieros”.

Crecimiento del turismo.


Fecha: Todo el mes  |  Detalle de Fechas
Comparte este artículo

Más Artículos

Informe Especial 25 años de las artes visuales: nuevos ojos, nuevas miradas, nuevas formas

“Hoy me asombra ver la complejidad del proceso de creación del arte contemporáneo, los artistas van por los lados más ins...


ENCUENTRA TU MEJOR PLAN

Búsqueda Avanzada
Calendar
Title and navigation
<<<octubre - 2018>>>
octubre - 2018
lmmjvsd
       
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031